Nevada: el barrio rojo de California

Los pasados días 5 y 6 de Mayo fuimos a visitar Nevada en viaje oficial con el objetivo de explorar el Estado y buscar oportunidades de desarrollo de proyectos renovables. Nevada es muy conocido sobre todo por Las Vegas, que es como el gran parque de atracciones de California. La moralidad aquí es extraña: California es uno de los estados más “progres” del pais pero hay ciertas cosas prohibidas como el juego, el alcohol a partir de las 2:00AM y en la calle y el topless. Y Nevada, estado interior y muy conservador-republicano en general, permite todas las cosas anteriores y además todo ello concentrado en un sitio único como es Las Vegas. Los angelinos van a Vegas como los madrileños vamos a la playa en verano y de forma similar, a adentranos en el terreno de las cosas prohibidas, y de ahí el dicho “whatever happend in Vegas remain in Vegas”.

En el terreno energético, es otro estado que merodea a California como un niño alrededor de un pastel (o como un buitre alrededor de una presa). La población de Nevada es casi de 3 millones de personas, aunque anualmente tiene más de 40 millones de turistas. Por ello su consumo eléctrico es peculiar, bajo consumo medio pero gran variabilidad; una mala situación para las caprichosas renovables, que tienden a producir cuando quieren, pese a los esfuerzos en almacenamiento de algunas. Ello sumado a un exceso de capacidad de generación, en tiempos de recesión con demandas poco crecientes, hace que vean a las renovables como algo no para ellos. Su idea, es convertirse en productores y exportar la electricidad al devorador California. Y aquí topamos de nuevo con el problema de US: la falta de capacidad de transmisión y un mercado monopolistico. Y ninguno de los personajes de esta pelicula parece que sea el resposable. Hablamos con la Public Utility Commission, para ellos su preocupación es el consumidor (que vota a los Commissioners) y al que han de mimar y no subir los precios de las tarifas electricas. Hablamos con NVEnergy, principal utility del Estado, ellos encantados de hacer nuevas lineas, siempre que alguien se las pague claro…Hablamos también con la oficina del gobernador y con las agencias de desarrollo económico, para ellos las renovables están muy bien, sobre todo por los trabajos que generan (la obsesión americana, a ver si aprendemos en España) y la riqueza que atrae, pero claro las líneas électricas son de una empresa privada, y ellos no deben inmiscluirse en decisiones privadas y de ¿libre? mercado.

Commissioner Varela

Con el recien nombrado Commissioner Valera

Visita al estado de Nevada

Todos con los agradables y sabios representantes del condado de Nye (más John Wayne)

Representates de NVEnergy

NVEnergy folks

Las malas lenguas dicen, que además con la fusión entre Nevada Power y Sierra Pacific, cuyo hijo es NVEnergy, la situación va a ser incluso peor. Ahora ambas utilities han fusionado también sus objetivos de RPS y Sierra Pacific tiene viento en el norte, más barato que el sol, asi que la previsión es de un parón a corto plazo en Nevada. Una pena para un Estado donde renació la CSP con Nevada Solar One, y donde les gusta apostar… o mejor que otros apuesten y ellos llevarse la caja?

Concentración Fotovoltaica, con el banco hemos topado

Con motivo de la feria Solar Power International 2010, celebrada el pasado mes de octubre, tuve la oportunidad, gracias a Pedro Banda, amigo de ISFOC y gran experto en fotovoltaica, de visitar una planta de Concentración Fotovoltaica. La planta está diseñada y construida de SolFocus, de las pocas empresas en el mundo que ya es capaz de construir este tipo de centrales. La planta es aproximadamente de 1MW de potencia y representa actualmente la planta más grande del mundo en esta tecnología. Se encuentra en Victorville, pueblo a mitad de camino entre Los Angeles y Las Vegas, donde ya comienza el desierto, pero en territorio todavía de California.

Panel concentracion fotovoltaica

La planta vende la energía a un instituto cercano, y está ubicada en los terrenos de esta. Al ser una instutución pública el permiting les resultó más fácil, pero están de acuerdo en que en California es una autentica pesadilla. La energía sobrante la venden a la red, no dijeron precios, pero me imagino que el PPA no será alto. La instalación es comercial pero casi de demostración, ya que no existen más de cinco en todo el mundo. Otra de ellas está en Puertollano, construida también por SolFocus para ISFOC.

Las ventajas de la CPV (Concentracion Fotovoltaica) es la reducción de costes que implica el uso de menos silicio para la misma potencia de salida, ya que a través de unos pequeños espejos se concentra la luz solar en las pequeñas placas fotovoltaicas. Por tanto para el mismo área de captación que un panel normal, se emplea menos silicio, que es el elemento más costoso de un panel. No obstante, para ello, el seguimiento o tracking ha de ser más exacto que un panel estandar de doble eje, ya que ha de ir perfectamente alineado con la radiación normal directa. Ello implica estructuras y cimentaciones más robustas.

Concentracion fotovoltaica

A pesar de ello, el impedimento más grande de esta tecnología por ahora, es la “maldita” bancabilidad (mala traducción de bankability), es decir que alguien tenga narices a financiar un proyecto con una tecnología tan nueva. Los bancos, en un contexto de restricción de crédito y pánico al moroso, cada vez actúan más como ingenieros, y analizan todos los componentes de un proyecto fotovoltaico, mirando la calidad de los módulos, del inversor, las garantías, y sobre todo los años de experiencia probada. Y ahí es donde la CPV falla. Frente a la gran experiencia en fotovoltaica tradicional, la CPV sólo tiene unos cuantos proyectos en su historia. Por tanto es complicado que un banco financie estos proyectos por ahora. Tiempo ha de pasar y trabajo, como el de ISFOC y el de SolFocus, se ha de realizar para que esta tecnología llegue a ser un opción.