Shale Gas, vuelven los fantasmas

Otra de las conclusiones que saqué de Windpower es que el mercado eolico está algo parado. En el 2010 se instalaron la mitad de ‘megas’ que en el 2009, y las perspectivas para el 2010 no son muy alagüeñas. Para el 2012 y siguientes, dependerá bastante de si se mantienen las ayudas federales en exención de impuestos (PTC, ITC y Cash Grant).
Aunque si haces una visión más profunda, te das cuenta que el verdadero enemigo de la energía eólica es el Shale Gas, o gas de esquisto. La eólica empezaba a ser competitva con el gas, es decir que alcanzaba la grid parity, y eso es algo que aqui gusta, que sea rentable por si misma ( sin tener en cuenta las externalidades de la contaminación o de consumir un recurso escaso, que no es problema de los americanos, por supuesto) y por eso las utilities se animaban a apostar por los aeros. Además tenia la ventaja de tener un coste de generación estable y no dependiente del exterior.
Sin embargo, con el Shale gas, ambas cosas dejan de ser tan importantes. El Shale Gas es realmente una nueva forma de extracción. Se basa en la unión de dos técnicas, la perforación horizontal y la fractura hidráulica. La perforación horizontal permite llegar a estas capas, mientras que la fractura libera el gas que de otra forma estaría retenido en la estructura morfológica del esquisto. De esta forma se puede extraer de forma rentable el gas de las capas de este mineral, que hasta ahora eran descartadas. En el gráfico adjunto se entiende perfectamente:
Extraccion del Shale Gas
¿Y que implicaciones tiene esto para la energía eólica? Pues que según las estimaciones, los recursos autóctonos de gas de EEUU se van a duplicar de aquí al 2020, con lo que la dependencia energética es ahora relativa. También se estima que el precio del gas se ha reducido a un tercio gracias a este nuevo tesoro enterrado. Ver el mapa de los recursos norteamericanos asusta:
Reservas de Shale Gas de EEUU
Y también asustan las pruebas que los detractores de esta técnica de extracción mostraron en el documental ‘Gaslands’. La fractura hidráulica requiere grandes cantidades de agua y genera inmensas cantidades de agua contaminada con productos químicos que pueden llegar a los acuiferos. Además se liberan otros gases como el metano, que contaminan el agua corriente de las personas que habitan en las zonas de extracción (que son inmensas). El video de grifo que echa arder, es increible:

Como siempre, siempre hay quien dice que estas pruebas son un montaje, etc etc. Pero viendo la historia de este pais, y casi del resto de los paises, me parece muy dificil que en este caso predominen los criterios de sostenibilidad, energía limpia, etc frente al interés económico. Tanto los políticos (cortoplacistas por definición), como los CEOs de las utilities y los de las agencias de energía (PUCs, ISOs, FERC), deben de tener los ojos como platos con el Shale Gas: seguir manteniendo el inmenso consumo, sin subir precios, sin modernizar las redes, con ciclos combinados de regulación electrica sencilla, con contaminación perfectamente enterrable y con el orgullo de decir que es producción nacional, made in america y sin depender de los árabes. Y encima venden que el gas es ‘limpio’, como Mr. Obama cuando propone en 2035 el 80% ‘limpio’ incluyendo el gas. Señores, que nos van hacer la 1314¡. Y eso que solo el Shale gas aumenta las reservas 30 años más… dentro de 30 años le diré a mi hijo que estudie renovables, que entonces lo mismo si…

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>